viernes, 3 de febrero de 2017

Una buena chica

Mia es una joven independiente. Vive sola en su apartamento, trabaja en una escuela ayudando a chicos de escasos recursos, y ahora mismo se está viendo con alguien, pero no es nada serio. Tiene una hermana mayor, la hija perfecta a ojos de su padre, el famoso juez Dennet.


Su relación con su familia es fría y distante. Su padre la considera una perdedora y su madre, otrora una mujer con sueños y ambiciones y hoy una sombre de lo que fue, la quiere, aunque apenas habla con ella.

Mia está esperando en un bar a su “novio”. No va a ir. Tiene que trabajar. Se toma otra copa. Y alguien se le acerca y empiezan a hablar. Pinta bien. ¿Por qué no? Un polvo con un desconocido sienta bien a la autoestima. Se van juntos.

Mia no aparece. La han secuestrado.

Este es el punto de partida de Una buena chica. Mary Kubica, en esta primera novela teje un thriller casi perfecto y bebe de las fuentes de los mejores especialistas en el género. Sin caer en el morbo y la “casquería” dibuja una red alrededor del secuestro de Mia, que te atrapa de principio a fin. Está narrado a tres voces: la de Collin, el secuestrador; la de Gabe, el detective que investiga el caso; y la de Eve, la madre de Mia. Los tres sufrirán una metamorfosis a lo largo de la historia.

Además de los tres puntos de vistas narrativos, la novela discurre en dos líneas temporales: el antes, lo que ocurre durante los meses de secuestro; y el después, una vez que Mia vuelve a casa.

Con todo esto, el lector es el que va a ir descubriendo la trama, pero las cosas no son siempre lo que parecen, y como buen thriller que es, hasta el final, no encajarán todas las piezas.

El personaje de Gabe es uno de los que más me han gustado,

Muy entretenida. No podréis dejar de leer.
SLHLT

No hay comentarios:

Publicar un comentario