sábado, 31 de diciembre de 2016

2016: la parte contratante de la segunda parte


¡¡ 62 reseñas!! 

No ha estado nada mal este año de lecturas. Todas distintas. Unas me han gustado más que otras, pero todas me han aportado algo. Si no, no estarían aquí. 

Al igual que hice al llegar al ecuador de mis reseñas de 2016, esta segunda mitad de lecturas también merece su propia recopilación.

¿Cuáles son mis preferidas? Es una pregunta difícil. Y me resulta imposible quedarme sólo con una, pero estoy segura que cualquiera de las siguientes os encantaría.

He aquí mi top 5:


Espero vuestras opiniones.

Y llegadas estas fechas, quiero desearos todo lo mejor para el año que está a punto de entrar. 

¡¡Que 2017 venga cargado de tiempo y ganas de leer!! 

¡¡Felices lecturas!!

SLHLT




miércoles, 28 de diciembre de 2016

Pedro Páramo

“Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera.”
Eso cuenta Juan Preciado, uno de tantos hijos de Pedro Páramo, al cumplir la promesa que le hizo a su madre.
¡En mala hora!
Comala ya no era el pueblo del que ella hablaba, sino un lugar triste y abandonado, habitado por recuerdos, sombras y almas que murmuran, gritan y recuerdan sus pesares en cuanto cae la noche.
Su padre, y el de tantos otros, ya no está entre los vivos. Fue el cacique del pueblo e hizo siempre su voluntad costara lo que costase. Y eso también fue su condena.
Comala es la verdadera protagonista de esta historia: algo así como un purgatorio. Un lugar perdido y condenado por sus pecados, maldito por sus gentes, incapaces de redimirse y de perdonarse. Un lugar de muertos que no descansan, relegados a recordar sus agonías y sufrimientos.
Este libro es pura poesía novelada. Te envuelve y te embriaga. Notas su humedad en la piel, su atmósfera densa en los pulmones, y el peso de tantas vidas mezquinas en el alma.
No te lo pone fácil. Hace trabajar a tu mente para adivinar quién habla, quién recuerda, quién está vivo y quién se revuelve en su arcón de madera. Y entre historia e historia, descubres a Pedro Páramo.
Es un libro muy raro, pero me ha encantado.
Os lo recomiendo.                                                                                                                  SLHLT

domingo, 25 de diciembre de 2016

La Navidad para un niño de Gales

En este relato corto, Dylan Thomas recuerda las Navidades de su infancia. 

Unas Navidades blancas en un pequeño pueblo de Gales con niños por las calles deseosos de jugar con la nieve que cae, y cae, y no deja de caer durante un montón de días. Con gatos que aparecen y desaparecen por cualquier esquina, con tíos barrigudos y cantarines, con regalos prácticos e inútiles, con el aroma de la comida y el calor de una casa llena de gente, cantando villancicos de casa en casa, alguna con fantasma incluido, y con carteros repartiendo el correo, inasequibles al desaliento.

Es un cuento bonito que nos invita a recordar aquellas otras Navidades que todos hemos vivido. Sí, esas fiestas vistas a través de los ojos de los niños que fuimos y que se quedaron guardadas en nuestro recuerdo con el aura nostálgica de ese tiempo en el que aún no habíamos perdido la inocencia.

Muy bonita la edición ilustrada de Nórdica libros.

¡¡¡¡Feliz Navidad!!!!

jueves, 22 de diciembre de 2016

Todos deberíamos ser feministas

Todos deberíamos ser feministas no es una novela, ni un ensayo al uso, sino que es la versión revisada de una charla TED pronunciada en 2012 por Chimamanda Ngozi Adichie.
Contra todo pronóstico, fue muy bien acogida, se volvió viral en Internet, Beyonce la parafraseo en una de sus canciones, y fue regalada a todos los adolescentes suecos de 16 años, como parte de un proyecto impulsado por el Lobby de Mujeres Sueco, para concienciarlos sobre los problemas de género.
En este breve ensayo, la autora trata el problema de la desigualdad entre hombres y mujeres, y de la necesidad del feminismo de forma clara, contundente y con un toque de humor.
Así, explica que la palabra feminista ha sido utilizada como arma arrojadiza, ha sido tergiversada, y ha arrastrado consigo connotaciones negativas que nada tienen que ver con su verdadero significado:
Feminista: persona que cree en la igualdad social, política y económica de los sexos.”
Nada más y nada menos.
Yo, como Chimamanda, soy feminista y no odio a los hombres, ni los sujetadores, no quiero mandar siempre, no estoy enfadada, me depilo y uso desodorante. No seamos tan simples y no nos dejemos confundir por los que no quieren que las cosas cambien.

“La cultura no hace a la gente. La gente hace la cultura. Si es verdad que no forma parte de nuestra cultura el hecho de que las mujeres sean seres humanos de pleno derecho, entonces podemos y debemos cambiar la nuestra.”


Mientras no llega ese ansiado momento, todos, hombres y mujeres, deberíamos ser feministas.
Me ha gustado mucho. Suscribo su discurso de principio a fin.
SLHLT

P.D. Hacía tiempo que no leía un libro en inglés y me ha resultado una lectura muy accesible y estimulante que me ha dejado con ganas de más.

lunes, 19 de diciembre de 2016

La costilla de Adán

Irina llega a las 10 de la mañana a casa de los Baudo, como cada lunes, miércoles y viernes. Este viernes la puerta no está cerrada con llave. "Quizás la señora no haya ido a la compra". Pero no contesta. Va a la cocina y se lo encuentra todo revuelto. "¡Ladrones!" Y sale de allí aterrada en busca de ayuda.

Cuando llega la policía se encuentra con algo más que un robo: el cadáver de Irene Baudo está colgado de la lámpara de la habitación, con la persiana bajada y a oscuras. Todo apunta a que se ha suicidado. ¿O no?



Este es el punto de partida de La costilla de Adán de Antonio Manzini. No os preocupéis que no os voy a desvelar nada más. Lo tendréis que descubrir vosotros.

En esta nueva entrega vamos a conocer mejor la historia de Rocco Schiavone. Sabremos que el capítulo que le obligó a irse de Roma no está cerrado, muy a su pesar, y tendrá que tomar cartas en el asunto. Al mismo tiempo investigará la muerte de la señora Baudo, resolverá un robo, verá menguado el personal a su cargo, y seguirá viviendo y hablando con el fantasma de su mujer, Marina, al que se niega a renunciar y sin el que sería incapaz de vivir.

A pesar de tener un carácter horrible y ser bastante "capullo", su intuición, su instinto y su particular sentido de la justicia me van conquistando poco a poco. 

Creo que es una historia mucho más redonda que la primera, Pista negra, en la que los personajes se van perfilando y que me ha sorprendido y emocionado en su parte final.

"... Yo no pariré jamás. Porque podría nacer mujer.
Y no se lo merece. Para eso ya está su madre.
Dondequiera que estés, hija mía, perdona a tu madre.
No se ha atrevido. Ni se atreverá nunca. Nunca..."

Aunque Rocco Schiavone aún no está a la altura de mi Montalbano o de mi Brunetti, poco a poco se va haciendo un sitio en mi mente y en mi estantería.



Me ha gustado mucho.
SLHLT

jueves, 15 de diciembre de 2016

Querido Diego, te abraza Quiela.

Quiela. Así la llamaba Diego. Quiela.
Pero Diego ya no está.
Se ha marchado a México. Sin ella. No había dinero para dos pasajes. Pero no va a volver. Y ella en el fondo lo sabe, aunque se resiste a ver la cruda realidad.
1921. Angelina Beloff, pintora de origen ruso y exiliada en París, escribe durante un año una carta tras otra a Diego Rivera, el amor de su vida, su compañero del alma, su marido durante 10 años.
En esas cartas recuerda su vida juntos, a su hijo muerto, sus inicios como pintora, su familia, cómo se conocieron y cómo se enamoraron, el descubrimiento de otras mujeres y de otros hijos, el dolor de entonces y el dolor de ahora.
Recuerda para que duela, para sentir algo cuando el alma está muerta, para tener esperanza, para engañarse a sí misma, para que parezca que va a haber respuesta, que aún la quiere, que no la ha olvidado.
Pero nunca responde. A veces manda dinero. Y eso es peor. Ni una palabra. Las cartas se espacian. Y llega el momento. La última carta.
¡Cómo me ha gustado este libro! ¡Qué bien escrito está! En él Elena Poniatowska describe con maestría una historia de desamor. Es delicada, brutal, dulce y amarga a la vez. Está tan bien escrito que eres capaz de sentir con Quiela, de respirar con Quiela, de sufrir con Quiela y de llorar con Quiela el dolor más grande que existe: que te dejen de querer.
¡Imprescindible!                                                                                                                  SLHLT
P.D. ¡Qué bonitos hace los libros Impedimenta!

lunes, 12 de diciembre de 2016

Los crisantemos

Elisa Allen es la mujer de Henry, el dueño de un rancho en el valle de Salinas, en California. Mientras trabaja en su jardín, Henry negocia la venta de unos terneros. Ha obtenido un buen precio y saldrán a celebrarlo.
Elisa está orgullosa de sus manos, esas “manos de plantadora”, que son capaces de hacer crecer cualquier cosa.
Un buhonero fuera de su ruta habitual se acerca hasta su granja. Y charlan. Hace su trabajo y se va. Y Elisa se pone a pensar en su vida, en la vida de las mujeres, en cómo podría ser, en qué serían capaces de hacer, si fuesen libres, si las dejarán. Son los años 20.
¡Qué complicado es decir tantas cosas en tan pocas páginas!
Este relato, de prosa clara, obliga al lector a leer entre líneas y a reflexionar.
Los verdaderos maestros en cualquier disciplina son los que hacen que parezca fácil lo difícil. Me quito el sombrero ante el Señor Steinbeck. He leído muy poco de este autor, pero es un error que espero tardar poco en corregir.
Muy recomendable.                                                                                                                 SLHLT
P.D. La edición ilustrada de Nórdica Libros es una preciosidad.

viernes, 9 de diciembre de 2016

El libro de los Baltimore

El libro comienza el día antes que Woody, primo de Markus, entre en la cárcel. Dos días después, su tío lo llama y casi no le deja ni contestar: “¡Ven a Baltimore!
Este es el principio del Drama, como lo llama Markus, y la razón por la que se convirtió en un escritor de verdad.
Todos eran Goldman. Unos de Montclair, y otros de Baltimore. Unos clase media y otros con dinero, unos de sangre y otros de adopción. Pero todos Goldman.
Ocho años después del Drama, y tras la muerte de su tío, el pasado vuelve a llamar a la puerta. Y para descubrirlo, para entenderlo, para asumirlo y para repararlo, Markus escribirá El libro de los Baltimore. En él irá recordando su infancia y adolescencia, el amor a sus primos, “la Banda de los Goldman”, las tensiones entre familias, algunos secretos inconfesables, el primer amor, el verdadero amor, la necesidad de sentirse importante, y la grandeza, que no siempre está donde parece.
Me ha gustado mucho. Creo que Joël Dicker ha sido muy listo al reutilizar el personaje de Markus, y hacerlo de nuevo narrador de una historia de la que no es el protagonista principal, pues lo hace más real y muchos de nosotros lo sentimos ya como un viejo conocido y queremos saber más de él.
Está muy bien escrito. El planteamiento es original y el autor nos lleva constantemente hacia delante y hacia atrás en el tiempo, para descubrir ese Drama.
Que nadie espere giros argumentales y tensión como en “La verdad sobre el caso Harry Quebert. Este libro es otra cosa.
Tenéis que leerlo. Una vez terminado es difícil dejar de pensar en él, y en lo estúpido y magnífico del ser humano.
Somos muchos los que buscamos darle algún sentido a la vida, pero la vida solo tiene sentido si somos capaces de cumplir estos tres propósitos: dar amor, recibirlo y saber perdonar. Todo lo demás es una pérdida de tiempo.
Me ha gustado mucho.
SLHLT

jueves, 8 de diciembre de 2016

¡¡Me siento como Marty McFly!!

¡¡Por fin!!   ¡¡Ha llegado el día!!

Por fin he terminado de publicar todas las reseñas que tenía colgadas en las redes sociales y, cual Marty McFly, he regresado al futuro para encontrarme conmigo misma.

A partir de ahora: ¡¡reseñas nuevas!!

De aquí a final de año os contaré lo que he estado leyendo durante estos dos meses en los que he llenado el blog con todas mis reseñas antiguas. 

Ya os aviso que este final de 2016 mi ritmo de lectura ha bajado, y probablemente disminuya más en 2017, porque voy a disponer de mucho menos tiempo, pero aún así, os voy a reseñar siete historias antes de que acabe el año.

Mañana publicaré la primera y espero que os guste y que me deis vuestra opinión.
SLHLT

La confesión de la leona

"Dios fue mujer. Antes de exiliarse lejos de su creación y cuando todavía no se llamaba Nungu, el actual Señor del Universo se parecía a todas las madres de este mundo."
Kulumani es una aldea pequeña y olvidada de Mozambique donde las creencias, la tradición y la superstición se transmiten de generación en generación, de la misma manera que se transmite el sometimiento a las mujeres. Grave pecado, ya que son ellas las que tejen el universo, pues:
"cuando sus vientres se redondean,

se añade un pedazo de cielo."
En este remoto lugar las leonas han comenzado a atacar y matar a mujeres dentro de la aldea. Nunca antes había pasado.
El miedo y los malos augurios se apoderan de la población y deciden llamar a Arcángel Baleiro: el último cazador. Un cazador con una historia a sus espaldas y una gran tristeza sobre sus hombros. Él lo sabe. Va a ser su última cacería.
No quiero contar mucho más, tenéis que descubrirlo. Probablemente nada sea lo que parece y el lector flotará entre lo real y lo mágico sin saber muy bien dónde se encuentra en cada momento.
Es una historia contada a dos voces, la versión de Mariamar y el diario del cazador. Distintas y complementarias. Y ambas buscarán a las leonas: a las reales y a las soñadas, a las temidas y a las deseadas, a las de dentro y a las de fuera...
Este libro es un canto a la vida, a la naturaleza y a la mujer.
Y más que escrito está soñado.
¡Qué suerte el haber descubierto a Mia Couto! ¡Qué manera de escribir!
¡Qué final! "Hasta que los dioses vuelvan a ser mujeres, nadie más nacerá bajo la luz del sol."
¡Me ha encantado!
SLHLT

miércoles, 7 de diciembre de 2016

La viuda

"Se la han llevado. Solo tiene dos años. Alguien se la ha llevado..."
Bella salió a jugar con su gato al jardín delantero mientras su mamá le preparaba la merienda. Nunca volvió a aparecer.
Dawn, su madre, el inspector Bob Sparkes, y la periodista Kate Waters no pararán de buscarla. Cada uno a su manera, cada uno con los recursos a su alcance, y cada uno perderá algo por el camino.
Tardan semanas, pero Glen Taylor es acusado de secuestrar a Bella. Su mujer permanece a su lado. Siempre. Lo defiende. Lo apoya. Le da una coartada. Es absuelto e indemnizado. No hay pruebas concluyentes, y algunas no han sido conseguidas de la manera adecuada.
Pasan cuatro años. Muchas cosas han cambiado. Otras permanecen inmutables. Algunas son imposibles de cambiar. Jean Taylor, ahora viuda, ha decidido hablar. Ya no hay nadie a quien temer, ni a quien defender. ¿Qué es lo que sabe? ¿Lo supo siempre? ¿Víctima o responsable?
Narrada a tres voces y en dos líneas temporales, la autora nos va descubriendo lo que ha pasado en la vida de Jean y lo que le ocurrió a Bella.
Poco a poco y paso a paso.
Esta novela tiene un estilo "domestic noir" sutil. Sin necesidad de giros inesperados, sorpresas, morbo, sangre ni descripciones de actos abominables, te engancha y te mantiene en tensión, pues la necesidad de saber es apremiante.
Me ha gustado, sobre todo la parte de la investigación policial y la evolución del personaje de Jean. Es entretenida y fácil de leer.
Han hecho una campaña publicitaria y de marketing tremenda que le va grande. Aunque, para ser justa diré que me ha gustado mucho más que "La chica del tren", con la que ocurrió lo mismo.
SLHLT

martes, 6 de diciembre de 2016

La benévola

Kentucky.
Mediados del siglo XIX.
Nacer blanco o nacer negro. El destino está escrito en el color de la piel.
Nacer hombre o nacer mujer. Otra línea imborrable del destino.
Una granja de cerdos. Una niña mal casada. Bien criada. O al menos con buena intención. De él no quiero ni hablar. Cleome, Zinnia y Alcofibras.
Historias. Secretos. Un cobertizo. Grilletes. Un pozo. Golpes de fusta. Sueños. Víctimas y verdugos. Cambio de papeles. Venganza o justicia.
A esta novela hay que llegar sabiendo poco y por ello no voy a contar mucho más. Sólo decir que el autor no se regodea en el morbo de la tortura, sino que utiliza elipsis, distintas voces, relatos dentro de relatos, saltos en el tiempo, ensoñaciones y otros recursos literarios muy bien desarrollados, para que sea el lector el que descubra paso a paso el terror de la crueldad y la naturaleza humana más abyecta; pero lo hace de tal forma, que llegas a empatizar también con el verdugo cuando cambian las tornas.
Un gran libro. Pero no para cualquier momento, estado de ánimo ni estómago.
Me ha gustado mucho.
SLHLT

lunes, 5 de diciembre de 2016

Pista negra

La aparición de un cadáver, en la estación de Chamboluc, completamente destrozado y mutilado tras haberle pasado por encima una máquina pisanieves, es la excusa perfecta que tiene Antonio Manzini para presentarnos al subjefe Rocco Schiavonne.
Pero, ¿qué hace un policía romano, con sus zapatos Clarks y su loden azul entre la nieve al pie de los Alpes? Es su nuevo destino. Y ya lleva cuatro largos meses en él. Cuatro meses de cabreo permanente. Ha sido todo un correctivo. Un exilio forzoso.
Rocco Schiavonne es un tipo prepotente, borde, maleducado, insolente y grosero. Todo le cabrea y tiene una lista con distintos grados de "tocadas de cojones", cuyo culmen es el tener que hacerse cargo de un caso.
También es un mujeriego, clasifica a la gente con la que se cruza en el curso de la investigación, por la especie de animal al que le recuerden, y dice que no le gusta su trabajo, pero es muy bueno en él. Otra cosa distinta es su interpretación de las leyes, que muchas veces se salta para sacarse un sobresueldo, para obtener la información o la pista que necesita en cada momento, o para actuar con verdadera humanidad.
Sin ser una historia extraordinaria, aunque sí entretenida y amena, el verdadero espectáculo es el comisario Schiavonne. Creo que va a ser una saga de lo más apetecible.
Ya os iré contando en próximas entregas.                                                                               SLHLT

domingo, 4 de diciembre de 2016

En casa

Glory y Jack están sentados a la mesa de la casa familiar de Gilead. Toman café y hablan. Con corrección. Pero los silencios ocupan más que las palabras.
También recuerdan.
Hace veinte años que no se ven y ahora han vuelto los dos a casa. El reverendo Boughton, su padre, está mayor y enfermo.
Glory, la pequeña, la "coletas", la llorona ha vuelto para cuidarlo, pero también para esconderse del mundo y recomponerse tras un desengaño.
Jack, la oveja negra de la familia, el hijo pródigo, solitario y autodestructivo, del que nadie sabe nada desde hace mucho tiempo, también ha vuelto. ¿Por qué? Ni él lo sabe bien: para redimirse, para torturarse, para recomponerse, para que lo ayuden a salvarse, para hacerse perdonar, para perdonarse, para poder volver a empezar... Quizás por todos estos motivos, o por ninguno de ellos.
Qué nadie espere acción, ni sorpresas, ni una trama trepidante. Incluso habrá quien diga que es una historia lenta y que en ella no ocurre nada. Pero esta novela es otra cosa. Es una historia de gente rota que trata de ayudar y salvar a otra gente también rota, para poder perdonarse y salvarse a sí mismos.
Narrada con maestría, está ambientada a mediados del siglo veinte en un pueblo pequeño de la América profunda, donde la televisión, el miedo a la guerra nuclear y los conflictos raciales son el decorado desenfocado en el que se desarrolla la historia.
Los verdaderos escenarios son: una cocina vieja, un jardín abandonado y una antigua cuadra donde se guarda un coche que no funciona. Entre comida casera, malas hierbas, grasa de motor y discrepancias teológicas, se repiten una y otra vez las mismas discusiones que nunca gana nadie.
Densa, repetitiva y a veces claustrofóbica, pero magnífica. No es para todos los lectores ni para todos los momentos.
SLHLT

sábado, 3 de diciembre de 2016

Una lectora nada común

Si sus perros hubiesen estado menos consentidos habrían obedecido a su llamada y la reina Isabel II no habría tenido que ir tras ellos hasta una de las zonas que menos frecuentaba de su jardín y no habría encontrado la biblioteca móvil del ayuntamiento frente a la puerta de las cocinas de palacio.
Si hubieran dejado de ladrar no se habría sentido en la obligación de subir al autobús y pedir disculpas por el alboroto.
Si no hubiera subido, no habría conocido a Norman, uno de los pinches de cocina y amante de los libros, y no se habría sentido forzada a llevarse uno.
Si todo esto no hubiese pasado, su vida seguiría igual, pero no fue así.
¡Qué raro para alguien como ella, cuyo deber es mostrar interés, es estar interesada verdaderamente por algo!
Este libro, delicioso y ácido a partes iguales, fabula con la iniciación a la lectura de la mismísima reina de Inglaterra. Cómo la vuelve más humana, más lista y más capaz de entenderlo todo, a la vez que suscita el recelo de sus criados, asesores y del propio Primer Ministro, sintiéndolo como algo perjudicial para la corona y para el país.
Con un genial humor inglés, Alan Bennett, hace apología de la lectura como arma ante el mundo y recorre parte de la literatura de todos los tiempos desmitificando autores y jugando con estereotipos a todos los niveles.
Me ha sorprendido y me ha gustado.
SLHLT

viernes, 2 de diciembre de 2016

Puerto escondido

Oliver lleva una mala racha: su madre ha muerto atropellada, su novia ya no está a su lado, su hermano está desaparecido y su padre ausente. Necesita un cambio de aires. Por ello pide una excedencia en la universidad donde trabaja y se dispone a abrir un hotel en Villa Marina, la casona de Suances donde pasaba los veranos de su infancia y que su madre le ha dejado en herencia.
A penas ha bajado del avión cuando recibe una llamada: los obreros han encontrado el cadáver de un bebé emparedado en los antiguos muros de la casa.
Este descubrimiento será el desencadenante de una serie de asesinatos a ancianos sin aparente relación entre sí. ¿Por qué? ¿Quién es el responsable? ¿Qué secretos guardan las paredes de la casa? ¿Qué relación tienen con Oliver? ¿Y con Jana Ongayo, una de las empresarias más prósperas de la zona?
Todas estas preguntas y muchas más tendrán su respuesta a lo largo de las páginas de Puerto escondido.
Esta novela es un buen libro para el verano ya que es entretenido, ágil y fácil de leer. Se desarrolla en dos líneas temporales, en principio, inconexas, pero que terminarán por confluir y dar sentido a la historia. Una discurre en la actualidad, donde tiene lugar la investigación de la Guardia Civil y la búsqueda del psicópata, su motivación y su escondite. La otra parte de mucho más atrás y, a modo de diario, comienza con el estallido de la Guerra Civil.
Para mí, está última trama es lo mejor del libro, junto con el personaje de David y las maravillosas descripciones de los escenarios cántabros en los que se desarrolla la historia. También me gusta que la autora haya dejado una puerta abierta a una posible segunda parte...
Por poner un "contra" diré que no me acabo de creer al personaje de Oliver. Lo veo poco real, demasiado perfecto y equilibrado con todo lo que se le vino encima.
¡¡Seguro que lo disfrutáis!!
SLHLT

jueves, 1 de diciembre de 2016

La enciclopedia de la Tierra Temprana

La enciclopedia de la Tierra Temprana, de Isabel Greenberg es una novela gráfica, con tintes épicos y llena de historias.
Historias grandes sobre la creación de un mundo pretérito, más pequeño que el nuestro, pero con tres lunas, del dios águila, sus dos hijos cuervos y sus aventuras y desventuras con los humanos.
También hay historias más pequeñas sobre ancianas brujas, cíclopes, cientos de tipos de nieve, diluvios, sirenas, extraños lugares y monos cartógrafos amaestrados.
Y además, está la gran historia de amor imposible entre un narrador del norte y una mujer del sur, incapaces de acercarse uno a otro porque sus campos magnéticos se repelen. A pesar de ello, su amor es tan grande que deciden quererse para siempre, aunque lo más cerca que pueden estar sea en puntos opuestos de la hoguera, al calor de la cual se cuentan historias.
Con dibujos sencillos en blanco y negro, salpicados de pinceladas en rojo y amarillo, la autora, de forma original y auténtica, ha hecho suyas las historias de siempre: el amor, los celos, la ambición, la guerra, la creación del mundo, etc. Y sustituye a Ulises por un joven contador de historias del norte, que inicia su odisea en busca de un trocito de su alma que el gran maestre perdió al dividirlo en tres cuando era un niño.
Me ha gustado mucho. Diferente. Muy recomendable.
SLHLT